Somos palabras

Las palabras, como las literaturas, como la vida, son de naturaleza cambiante, puesto que, al fin y al cabo, somos nosotros quienes inventamos, refundimos o marginamos las palabras. Somos palabras, y con ellas nuestros cuerpos también adquieren entidad e identidad. Las palabras nos definen y nosotros definimos las palabras en feliz o inconsciente contienda a lo largo de los siglos, esa historia que es la suma de infinitos presentes.

                            Cuerpos desordenados, Rafael M. Mérida Jiménez




Comentarios

Entradas populares de este blog

Terror en la biblioteca