Los poetas también viajan a la luna



-Sé muy bien de qué estoy hablando cuando sostengo que la luna ejerce una suerte de magnetismo, una hipnosis, captada a muchísima distancia, a años luz del lugar del cual se encuentra.

-Algo de eso creo haber leído en los poetas alemanes del romanticismo –acotó Equis, completamente bebido-. Jean Paul, Richter y toda esa gente.

-¿Eran astronautas? –interrogó escéptico, Gordon.

-Algo así –contestó Equis-. Ellos también viajaban.
                                                                                  

Fragmento de La nave de los locos de Cristina Peri Rossi, editado por Seix Barral.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Mujeres libres, espacios libres: sororidad

La mejor versión de una misma

Súper Sorda de Cece Bell