Los poetas también viajan a la luna



-Sé muy bien de qué estoy hablando cuando sostengo que la luna ejerce una suerte de magnetismo, una hipnosis, captada a muchísima distancia, a años luz del lugar del cual se encuentra.

-Algo de eso creo haber leído en los poetas alemanes del romanticismo –acotó Equis, completamente bebido-. Jean Paul, Richter y toda esa gente.

-¿Eran astronautas? –interrogó escéptico, Gordon.

-Algo así –contestó Equis-. Ellos también viajaban.
                                                                                  

Fragmento de La nave de los locos de Cristina Peri Rossi, editado por Seix Barral.


Comentarios

Entradas populares de este blog

La mejor versión de una misma

Súper Sorda de Cece Bell

Te veo