La mejor versión de una misma


No sé bien qué significa eso de ser la mejor versión de una misma. ¿Acaso podemos elegir ser la peor versión? Tal vez tenga algo que ver con lo que mi amiga Gloria llama "estar en tu centro" y yo entiendo mejor como "estar sintonizada", como si fuéramos una emisora de radio de la que solo puedes disfrutar cuando el sonido es limpio y la voz del otro lado aparece nítida y cercana, y no interrumpida por esos ruidos molestos que distorsionan, colándose de otras emisoras.

Sea como sea, tengo la sensación de que una de las ocasiones en las que me acerco más a la posibilidad de mostrar la mejor versión de mi misma es, indudablemente, cuando cambio de espacio, cuando viajo, cuando me muevo, cuando cambio de ritmo. Da igual que sea cerca o lejos -no soy Willy Fog, ni ganas, me puede la pereza y la cuenta corriente-, la cuestión es cambiar.

Crear una nueva rutina, aunque sea por unos pocos días, me sacude, me da perspectiva, me ayuda a fluir. En ese momento, el lento avance sobre el papel en blanco ya no me parece tan cansino y me da por pensar que sí, que el proyecto en el que estoy trabajando en ese instante, saldrá adelante, tomará una forma definitiva... y de no ser así, tampoco pasa nada. El avance de la humanidad no se verá alterado por mi tremenda dificultad para llevar a cabo las miles de ideas que  pululan por mi cabeza.

Me inunda una felicidad infantil que me regocija y doy largos paseos mirando con aatención las caras desconocidas con las que me cruzo. Justo en ese instante en el que me emborracho de un paisaje distinto y de rostros ajenos que no volveré a ver nunca, curiosamente en ese instante, ese lugar se convierte en parte de mi universo personal, en nuevas instantáneas de ese álbum de imágenes y sensaciones que no se pueden captar con la cámara del móvil.

Viajar, salir de unx mismx es, posiblemente, una de las recetas más efectivas contra la desidia, la queja y el afán de llevarnos la contraria viviendo una vida que no es la nuestra, negándonos a escuchar qué es lo que realmente deseamos y a qué le tenemos miedo. Tal vez sea la mejor manera de ser la mejor versión de nosotrxs mismxs.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Súper Sorda de Cece Bell

Te veo